Dominios y marcas

SOLUCIONES ESTRATÉGICAS PARA LA PROTECCIÓN DE SU IDENTIDAD CORPORATIVA EN INTERNET

Registro y Administración de Nombres de Dominio

Los nombres de dominio son una herramienta fundamental para la creación de una identidad o imagen de marca en Internet. Son uno de los activos más valiosos de una compañía. La falta de seguridad en la gestión y una inadecuada protección de la cartera de dominios de una empresa pone en riesgo uno de los canales de comunicación e ingresos más importantes y el prestigio de su propia identidad corporativa.

Por el contrario, proteger adecuadamente los nombres de dominio que reflejan las marcas, servicios o productos de una empresa proporciona un aumento de visitantes de sus páginas Web, una mayor proyección internacional y en definitiva un incremento de las ventas.

Para las empresas con presencia global, la gestión de su cartera internacional de nombres de dominio supone un reto crítico y cada vez más complejo.

La clave para poder mantener a largo plazo una cartera de dominios con el menor riesgo y las mínimas incidencias consiste en escoger e implementar una estrategia inteligente y un sistema de gestión fiable. Las empresas con acceso a información veraz y actualizada pueden adecuar su estrategia a las exigencias del momento. Más allá de la protección compulsiva, un plan de actuación, proyectado con la debida antelación, permite a las empresas transformar valiosas marcas comerciales en generadores reales de ventas e ingresos.

La gestión de las marcas de una empresa en Internet es una tarea ardua, un cambio de planes a corto plazo puede suponer un incremento de los costes e incluso puede hacer fracasar la estrategia de marketing online de la compañía. El plan de gestión de la cartera de nombres de dominio debe prever las actuaciones a largo plazo al objeto de sacar el máximo provecho de los activos de propiedad industrial de la empresa.

La madurez de la industria de los nombres de dominio y la expansión internacional de las empresas exigen cada vez más una revisión y una optimización de la cartera de nombres de dominio para lograr una efectiva protección de marcas y nombres comerciales. En ese sentido la capacidad tecnológica y de actualización en la información es cada vez más importante para los proveedores de nombres de dominio.

Mediante una información actualizada y un asesoramiento estratégico adecuado, los responsables del portafolio de dominios de la compañía podrán tanto reaccionar rápidamente ante situaciones críticas como mantener bajo control las tareas rutinarias de gestión, evitando cualquier riesgo en la estrategia corporativa.

El primer paso en la optimización de la cartera de dominios es la protección de las marcas y denominaciones corporativas en el espacio de nombres, no obstante, una vez alcanzados los criterios óptimos de protección, las empresas deben usar esos nombres de dominio para generar tráfico Web, aumentar ventas y producir ingresos.

Algunos cyberocupas mediante el registro ilegítimo de denominaciones notarias consiguen desviar hacia sus sitios Web potenciales y cualificados clientes. Asimismo, está demostrado que las denominaciones genéricas de productos  e incluso los dominios con errores tipográficos generan numerosas visitas a los sitios Web corporativos.

Dónde y cómo proteger la identidad de su compañía en Internet es un decisión vital para su negocio. El sistema de nombres de dominio es un medio en continua evolución y el simple registro de la razón social y las marcas no es suficiente para proteger su imagen corporativa.  Un plan de control y gestión de su cartera de nombres de dominio a largo plazo y su correcta implementación es vital para el desarrollo de  negocio en Internet.

La usurpación de marcas

El uso abusivo de marcas notorias en Internet es desgraciadamente bien conocido por todos. Las legislaciones nacionales contemplan ese tipo de infracciones y no en balde, una de las primeras actuaciones de ICANN, organismo internacional encargado de gestionar el sistema de nombres, fue establecer una Política de Resolución de Conflictos entre titulares de marcas y propietarios de dominios. No obstante, el problema de la cyberocupación está cada vez más extendido, y contrariamente a lo que cabría esperar, la mayoría de medianas y grandes empresas no han definido todavía una estrategia global para proteger sus nombres de dominio.

Las compañías se enfrentan en Internet a un elevado riesgo de sustracción de su identidad corporativa, de usurpación de su propiedad industrial y de pérdida de ingresos asociados a la explotación de sus marcas. Asimismo, cada vez más las empresas son víctimas de fraudes en Internet como los ataques de “phishing” en los que los infractores utilizan direcciones de correo electrónico y sitios Web con denominaciones propias de compañías conocidas para recabar de los usuarios datos personales y bancarios.

A pesar de la decisión de algunas empresas de perseguir solamente las infracciones más graves, la suma de los costes de la propia infracción, la pérdida de ingresos, la insatisfacción del usuario y los gastos de representación legal pueden alcanzar cifras astronómicas. Una protección adecuada de los nombres de dominio de una empresa es una medida más práctica y provechosa que procurar litigar o recuperar esos activos digitales una vez ya se ha producido la infracción.

GD not detected! GD is required for the image verification feature.

Si desea más información sobre nuestros servicios complete el formulario de consulta o llámenos al 93 265 41 45 y nuestros especialistas le asesoraran de forma gratuita y sin compromiso alguno.



PÁGINA DE INICIO