SERVICIO DE DETECCIÓN DE NUEVOS DOMINIOS DE INTERNET CONFLICTIVOS

Ante el programa de nuevos dominios genéricos de Internet implementado por ICANN, empresas de todo el mundo han reaccionado de forma distinta. Algunas compañías han decidido presentar su candidatura para obtener un dominio propio del tipo .MIMARCA, en cambio otras han preferido esperar a ver la evolución de esta iniciativa del máximo organismo de Internet y actuar más adelante.

Diversas fuentes de información cifran en más de 2100 el número de nuevas extensiones solicitadas. Algunas de ellas son dominios orientados al público en general cómo el .MUSIC o el .RADIO, mientras otras se corresponden a marcas notorias de empresas como .GOOGLE, .YOUTUBE, .DELOITTE o .HITACHI.

Estrategia para proteger las marcas frente a los nuevos dominios de Internet

El próximo día 13 de junio ICANN publicará el listado de nuevos gTLDs solicitados. Las empresas que han preferido mantenerse al margen del programa de nuevos dominios, a la espera de ver la evolución del mismo, tienen durante las próximas semanas el difícil reto de detectar y evitar que una nueva extensión de dominio de internet idéntica o similar a sus marcas de productos y servicios prospere, de lo contrario su presencia en Internet se vería gravemente dañada para siempre.

Imaginemos por un momento que una compañía india dedicada a la comercialización de zumos de naranja solicita la delegación del espacio de nombres de dominio bajo .ORANGE, obviamente se trataría de una situación delicada para la famosa operadora de telefonía francesa puesto que, de prosperar dicha solicitud, la presencia online de la empresa gala se vería seriamente perjudicada.

En Ubilibet hemos diseñado un servicio de monitorización de todas las candidaturas de nuevos dominios presentadas ante ICANN al objeto de detectar solicitudes que infrinjan marcas y denominaciones, y hemos definido las actuaciones a llevar a cabo para proteger los derechos de nuestros clientes en el marco de los distintos procedimientos de oposición establecidos en el programa de nuevos dominios de Internet.

Los expertos en propiedad industrial en Internet y marketing online de Ubilibet analizarán las candidaturas presentadas y elaborarán un informe dónde se detallarán tanto las extensiones que sean susceptibles de infringir las marcas de nuestros clientes como aquellas solicitudes de dominios que puedan ser de su especial interés. Nuestros técnicos detectaran, por ejemplo, los nuevos dominios sectoriales vinculados a la actividad de una empresa, o aquellas extensiones genéricas que de forma directa o indirecta puedan tener alguna vinculación con la compañía.

Un equipo de profesionales altamente cualificado con formación jurídica y amplía experiencia en el ámbito del derecho de la propiedad industrial e intelectual en Internet, es el encargado de elaborar el informe dónde se recogen, filtran y catalogan las candidaturas infractoras y los nuevos dominios vinculados a la actividad de nuestro cliente encontrados en el listado de solicitudes.

El resultado es un dossier de gran utilidad para las empresas titulares de marcas notorias, con el que podrán establecer la estrategia correcta y adoptar las medidas necesarias para proteger sus denominaciones ante el programa de nuevos dominios genéricos ideado por ICANN.

Acciones Posteriores al Informe

ICANN ha establecido diversos procedimientos al objeto de prevenir infracciones de marcas por parte de los nuevos dominios de Internet. Los supuestos de infracción detectados por el sistema de monitorización de Ubilibet pueden ser objeto de acciones legales posteriores con el fin de evitar que una o varias solicitudes de nuevas extensiones de dominio lesivas a los intereses de nuestros clientes prosperen.

Las distintas actuaciones legales que prevé ICANN y que Ubilibet realiza en nombre de las compañías a las que representa durante el proceso de delegación de nuevas extensiones son:

  1. Public comments. Ubilibet se encarga de estudiar la documentación pública de la candidatura conflictiva, y elabora y publica un escrito en el que argumentará los motivos por los que la candidatura infringe los derechos marcarios de nuestro representado. Se trata de un primer paso previo a la oposición mediante el cual ICANN y el solicitante de la nueva extensión quedan informados fehacientemente de la ilegitimidad de la candidatura.
  2. LRO (Legal rights objection). Se trata del procedimiento formal de oposición a una solicitud de nuevo dominio genérico, en el que Ubilibet argumentará mediante una demanda presentada ante ICANN que la extensión solicitada contraviene los derechos de marca de nuestro representado y que el solicitante se beneficiaría de forma ilegítima del carácter distintivo y reputación de las marcas de nuestro cliente.

Comments are closed.